Casa Ferreiro

No comais patatas bravas aquí. Repito. No las comais.
Estaban blandas, como si las hubiesen frito en aceite a poco calor y recalentado en el microondas (perfectamente posible). La salsa era la típica mezcla rosa que no sabía ni a ajo ni a picante, aunque por lo menos les dió algo de sabor a las patatas. Patatas: 0.5, Salsa: 1

Riera Blanca, 6-8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *